Podcast Radio UNAM

Serie: Testimonio de oídas

Audio: 267_Testimonio_Oidas_Ensamble_Vertice_J061218

Ficha técnica
Descripción Serie de programas de 58 minutos en donde los creadores e intérpretes ofrecen su testimonio de vida, así como de su trayectoria profesional.
Institución productora Radio UNAM
Género radiofónico Programa musical
Resumen Saludamos y anunciamos que compartiremos el Concierto de Clausura del Festival Vértice. Experimentación y Vanguardia, encuentro que se desarrolló entre el 10 de octubre y el 11 de noviembre de este ańo, en distintas sedes de la UNAM. Y en donde tuvimos la oportunidad de asistir a varios Estrenos Mundiales y Estrenos en México. En esta emisión escucharemos el Estreno en México de Amok Koma (2001), de Fausto Romitelli (1963-2004, Italia) y Vortex Temporum, (1996) de Gérard Grisey, (1946-1998, Francia). Antes de comenzar con la música los mestros Pablo Gómez y Juan Ayala realizan un balance final del festival y nos ofrecen información importante sobre el que podremos disfrutar el ańo entrante. Ludwig Carrasco, quien ha tenido este 2018 una brillante participación como violinista y director de orquesta en diferentes foros y festivales realiza comentarios sobre este programa y los compositores que lo conforman. Antes de escuchar cada obra, ofrecemos información sobre los compositores y la música que estamos escuchando. Fauso Romitelli estudió con Franco Donatoni, quien lo introdujo a la música de vanguardia en Boulez, Ligeti y Grisey, entre otros. Trabajó como investigador en el IRCAM en la década de 1990. Y como compositor con el ensamble El Itinerario que dirigían Gérard Grisy y Michael Leinas. Durante esta época escribió Sabia del tiempo (1991) para seis ejecutantes, y Muerte natural con llamas (1991) para cuarteto de cuerdas y electrónica. En donde mostró su interés por la experimentación sonora y por la hibridación y mezcla de estilos tanto populares como clásicos. Amok Koma (2001) es una obra que fluye entre el mundo sonoro acústico y el electrónico, desenvolviendo una simple idea del compositor: la repetición y la degradación de la materia. En ella el compositor utiliza procesos lineales predecibles y tranquilos, que se desarrollan al mismo tiempo en sus opuestos: entre el silencio y la saturación sonara, entre la inmovilidad y el éxtasis. Asimismo, construye pequeńas explosiones sonoras melódicas que se oponen a pasajes corales, y que forman pequeńas armonías micro-tonales. El propio compositor admitió que llamar 'procesos musicales' a sus eventos sonoros fue solamente un pretexto que le permitió mostrar su verdadera idea creativa: la fuerza y violencia sonora que sólo se encuentra en el caos del sonido, un elemento destructivo e incandescente fuera de control, tanto para el escucha como para los intérpretes. El maestro Ludwig Carrasco nos recomienda escuchar con una mente abierta y desprejuiciada; sin esperar nada. Y percibir con atención todo lo que se desarrolla durante el transcurso de la obra, para después decidir si es de nuestro agrado o no. Pues de eso se trata la música nueva o 'contemporánea'. Como cuando probamos 'algo distinto' por primera vez. Después de escucha Amok Koma de Romitelli, Pablo Gómez nos platica cómo se conformó el ensamble Vértice, como una mezcla de músicos experimentados y de otros jóvenes talentos interesados en estas nuevas expresiones musicales. Gérard Grisey estudió con Messiaen y Dutilleux. Después estudió electroacústica con Jean-Etienne Marie y Emile Leipp. Y composición con Xenakis y Ligeti. A lo largo de estos estudios, entabló amistades con otros músicos importantes como Murail y Levinas, con quienes fundaría el Ensamble 'El intinerario' en 1973. A diferencia de otros compositores, Grisey no se avocó únicamente al estudio de la vanguardia, pues también estudió la música de África y Asia, además de la música de Janacek y Sibelius, entre otras. Esto lo llevó a desarrollar una voz única en la década de 1970, lejos del 'serialismo' y de la 'nueva complejidad', para acercarse con profundidad a la exploración sonora. Así nació lo que conocemos ahora como 'música espectralista'. Trabajando el sonido en su estado puro, así como su comportamiento y sus posibles combinaciones. Gérard Grisey compuso Vortex Temporum (entre 1994 y 1996) dos ańos antes de su repentina muerte por un aneurisma. Esta obra, para seris músicos, se desenvuelve en tres movimientos a modo de testamento: El primer movimiento está dedicado a Gérard Zinstag, en donde desarrolla los tres aspectos del sonido puro acústico que colorea a través de un vertiginoso y virtuosístico solo de piano. El segundo movimiento está dedicado a Salvatore Sciarrino, y es un coral con los colores de los seis instrumentistas, que se mueve en un tiempo esférico y cíclico que parece no tener fin. El tercer movimiento está dedicado a Helmut Lachenmann. En él proyecta largos procesos sonoros que crean una textura de pequeńas armonías, que generan una sensación de caos entre el tiempo y el sonido. Como diría el autor. "La música está hecha con sonidos; no con notas". Antes de escuchar esta pieza, el director invitado, Ludwig Carrasco comenta cómo se desarolla la música a lo largo de los tres movimientos de esta obra, un referente importante para todo músico o melómano conocedor de la música contemporánea. Al finalizar Vortex Temporum, agradecemos la atenta y generosa compańía de nuestra audiencia y nos despedimos.
Producción Dulce Huet, Oscar Peralta
Contenido Fausto Romitelli (1963-2004, Italia) - Amok Koma (2001), para 9 instrumentistas y electrónica. En interpretación del Ensamble Vértice: Mariana Silva, violín; Alexander Bruck, viola; Roxana Mendoza, cello, Laura Reyes, flauta(s); Rafael Prado, clarinete; Luis Mora, clarinete bajo; Gonzalo Gutiérrez, piano; Caroline Grivellaro, teclado eléctrico, Ivan Manzanilla, percusiones; y Pablo Silva, en la electrónica, todos bajo la dirección de Ludwig Carrasco. Gérard Grisey (1946-1998, Francia) - Vórtex Temporum (1994-96), en tres partes. En la interpretación del Ensamble Vértice: Mariana Silva, violín; Alexander Bruck, viola; Roxanda Mendoza, cello; Teresa Díaz, flauta(s); Luis Mora clarinete(s); y Gonzalo Gutiérrez, piano y teclado eléctrico; bajo la dirección de Ludwig Carrasco.
Conductores Dulce Huet
Duración 00:59:28