Podcast Radio UNAM

Serie: Testimonio de oídas

Audio: 231_Testimonio_Oidas_Compositoras_Hidalguenses_1_M240718

Ficha técnica
Descripción Serie de programas de 58 minutos en donde los creadores e intérpretes ofrecen su testimonio de vida, así como de su trayectoria profesional.
Institución productora Radio UNAM
Tema Noticiario
Resumen En este primer programa dedicado a cinco compositoras en formación de la Escuela de Música del Estado de Hidalgo, se van presentando una a una; introduciéndonos en su mundo formativo e imaginación sonora; cada una se describe a sí misma y nos ofrece una obra de su autoría. Comenzamos con Melisa Rodríguez, quien nos comenta que nació rodeada de música pues su padre tocaba la guitarra y su abuelo el piano. Tiene dos tíos que se dedican a la música; y su tía estudió en la misma escuela a donde ahora ella asiste. Primeramente tomó clases de música en la Academia Yamaha a los 4 ańos. Posteriormente se mudó a Pachuca, en donde vivía su abuelo quien tocaba el piano y ella lo escuchaba y aprendía todo lo que él le enseńó. Luego entra a formar parte del coro de la iglesia de su comunidad, en donde se sentía muy a gusto y muy libre pues su voz se acompańaba con las demás, de los integrantes del coro. Luego entra a tomar clases formales de piano, y tiene la ventaja de estudiar más que los demás compańeros, pues tuvo una educación personalizada en casa. Su abuelo le enseńó boleros y ella empezó a cantar con él, los fines de semana. Posteriormente entró al curso escolarizado de la Escuela de las Artes de Hidalgo, y acabando estos estudios conoce la Escuela de Música del Estado de Hidalgo, en donde pudo entrar a formar parte del alumnado y decidió la opción de Composición, en la que hasta ahora, tiene cursada la mitad. Después de tocar el piano y de cantar, le encantó la idea de componer y poco a poco ésta se ha convertido en otra de sus grandes pasiones. Nos comenta que para su obra, se basó en distintos Recuerdos, pues esas atmósferas le ayudan a evocar diversos lugares favoritos que tiene en mente. Contiuamos con Víctoria Ferrer, quien nos comenta que también estudia en la misma escuela. Y su atracción por la música surgió a los 8 ańos; sobre todo con el piano, y posteriormente al ver asu hermano tocando la guitarra decidió practicarla en forma autodidacta. Ya en la preparatorio decidió estudiar formalmente la música, y al encontrar la Escuela de Música del Estado de Hidalgo estudió los tres ańos de propedéutico. Su madre la ha apoyado, pero su padre no esta muy de acuerdo con que éste sea su oficio. Victoria considera que tanto su familia como sus amigos son piezas muy importantes para realizar el acto creativo de la composición. Para componer la obra que nos comparte nos dice que se inspiró mucho en Maurice Ravel, y nos lo recomienda. Luego María Fernández Merlos Parodi nos comenta que desde su más tierna infancia su mamá siempre popnía música de rock nacional para escuchar, y su padre también compartía su música favorita. Desde el Kinder le gustó hacer teatro y ballet. Fue parte de una obra en donde tuvo que aprender todas las canciones de "La Bella y la Bestia". Con su padre tuvo la oportunidad de visitar la Escuela Vida y Movimiento Olliz Yoliztli, en donde escuchaba a la orquesta; luego en las Ferias del Libro Infantil y Juvenil que se realizaban en el CENART también conoció la Escuela Superior de Música y también tuvo ilusión de entrar allí. En su adolescencia, su familia se mudó a Pachuca, Hidalgo, y María Fernanda nos cuenta que fue muy rebelde. En su segundo intento, pudo realizar su examen y entrar a la Escuela de Música del Estado de Hidalgo. En su segundo ańo, tuvo su primer hijo y tuvo que dejar la escuela, pero después al regresar del tiempo que tomó para tener a su hijo, realizaron junto a su familia un viaje a Argentina. Y allí, conociendo el Tango, decidió hacer una pieza con esa forma, basada en la muerte de los amantes en la obra Romeo y Julieta de William Shakespeare. Después de muchos esfuerzo, la obra pudo ser seleccionada, para interpretarse en la Sala Manuel M. Ponce, del Palacio de Bellas Artes, junto a otras obras de otras compańeras, también seleccionadas. Estefanía Peńa nos cuenta que es originaria de Guadalajara Jalisco y luego vivió en Puebla, y luego en Hidalgo. Desde nińa, la música siempre le ha gustado, en especial el folklor. Comenzó realizando una obra para piano y clarinete y después, al ser invitada al concurso de selección, incluyó la flauta. Esta pieza, de nombre "Manzanilla", tuvo su inspiración en la sensación de confort y agradable recuperación que podemos tener al tomar una infusión de Manzanilla, al terminar un arduo día de trabajo. Por último escuchamos el Testimonio de Eunice Seundino Bazán. Ella nos platica cómo llegó a componer la Venus del Milo. Sus inicios en la música fueron muy particulares ya que su madre la inició en una Escuela de Música a los 10 ańos, "a la fuerza"sin pedirle permiso. Tocó muchos instrumentos hasta que después de varios ańos conoció la flauta transversa, y se apasionó de este instrumento. En el 6o semetre de la preparatoria se dio cuenta que quería ser músico en la vida. Ella está muy agradecida con la Escuela de Música del Estado de Hidalgo, pues siente que ha aprendido mucho del arte y de cómo abrirse paso en la vida como compositora. Para su pieza, Eunice escribió un poema que leyó antes de escuchar su obra.
Producción Dulce Huet. Ismael Morales.
Contenido Melissa Rodríguez Pérez (1995, Toluca, Estado de Hidalgo) - Dusty Rose, para flauta, clarinete y piano. En interpretación de Leonardo Bejarano Cárdenas, flauta; Alejandro Moreno Ramos, clarinete; y Ramiro Martínez Ibarra, piano. Víctoria Ferrer Cańedo (1998, Pachuca, Estado de Hidalgo) - Sirena blanca, en dos movimientos: 1. Sirena blanca; y 2. Sobre la arena, para flauta, clarinete y piano. En interpretación de Leonardo Bejarano Cárdenas, flauta; Alejandro Moreno Ramos, clarinete; y Ramiro Martínez Ibarra, piano. María Fermamda Merlos Parodi (1995, Ciudad de México) - Muerte de Julieta, (tango) para flauta, clarinete y piano. En interpretación de Leonardo Bejarano Cárdenas, flauta; Alejandro Moreno Ramos, clarinete; y Ramiro Martínez Ibarra, piano. Estefanía Peńa Cárdenas (1993, Guadalajara, Jalisco) - Manzanilla, para flauta, clarinete y piano. En interpretación de Leonardo Bejarano Cárdenas, flauta; Alejandro Moreno Ramos, clarinete; y Ramiro Martínez Ibarra, piano. Eunice Secundino Bazán (1995, Pachuca estado de Hidalgo) - Venus del Milo, en tres partes, para flauta, clarinete y piano. En interpretación de Leonardo Bejarano Cárdenas, flauta; Alejandro Moreno Ramos, clarinete; y Ramiro Martínez Ibarra, piano.
Conductores Melissa Rodríguez Pérez,, Víctoria Ferrer Cańedo,, María Fernanda Merlos Parodi,, Estefanía Peńa Cárdenas, Eunice Secundino Bazán
Duración 00:57:41