Podcast Radio UNAM

Serie: Revista

Audio: 416_REV_Impuestos_Refrescos_Salud

Ficha técnica
Descripción
Institución productora Radio UNAM
Género radiofónico Producción en formato corto
Resumen
Producción Isela Villela
Contenido El científico aficionado Joseph Priestley colocó un recipiente de agua sobre otro de cerveza para capturar el aire de la fermentación, y así crear lo que hoy conocemos como "agua carbonatada", no pensó que desataría una industria multimillonaria. Tampoco pensó, desde su humilde y no patentado experimento en 1776, que esta industria, dedicada a endulzar el agua carbonatada, sería una de las principales causas de la epidemia de sobrepeso y obesidad que afectaría a nuestro país más de 200 ańos después. Por supuesto que existe más de un factor para este problema de salud, pero los expertos en nutrición adjudican buena parte de la responsabilidad al azúcar y la fructosa que contienen estas bebidas. Se estima que 10% de las calorías que el mexicano promedio consume provienen del refresco, lo que ha ayudado a que 39.2% de la población tenga sobrepeso, 39.2% obesidad y 15.8%, diabetes. La respuesta del gobierno fue, desde 2013, implementar un impuesto especial a las bebidas azucaradas, con el objetivo de utilizar ese dinero para financiar programas de nutrición e instalar bebederos en las escuelas públicas. Para 2014, las empresas debían pagar 1 peso por cada litro de refresco vendido, con lo que el gobierno esperaba que el consumo de este tipo de bebidas bajara considerablemente. Con un aumento del 10% de su precio, el consumo de bebidas se redujo, para 2016, en un 6.1%, por lo que algunos expertos han sugerido que los resultados serían mejores si el precio de los refrescos aumentara 20%.żEn verdad ésta medida ha funcionado como se dice? Para entenderlo, hay que hablar de un concepto económico conocido como elasticidad de la demanda: si un producto baja su precio, su consumo aumenta; por lo tanto, si el precio del producto sube, nuestras ganas (o posibilidades) de adquirirlo, bajarán. Pero en la economía y la sociedad las cosas no funcionan con ese grado de sencillez: hay que tomar en cuenta otros factores como los ingresos de la población y la necesidad que estos productos generan.Después de implementarse el impuesto a las bebidas azucaradas, se esperaba que su consumo disminuyera y cambiara a opciones más baratas y sanas, principalmente el agua. Ahora solo queda esperar si habrá otro aumento en este tipo de bebidas y si el dinero recaudado se invierte adecuadamente.
Conductores María Sandoval, Juan Stack
Duración 00:04:49