Podcast Radio UNAM

Serie: Revista

Audio: 375_REV_Alimentar_Microbiota_Intestinal

Ficha técnica
Descripción
Institución productora Radio UNAM
Género radiofónico Producción en formato corto
Resumen
Producción Isela Villela
Contenido Existen 10 billones de bacterias en nuestro sistema digestivo. Las bacterias mantienen activo el sistema inmunitario, desactivan sustancias tóxicas que entran al cuerpo y activan otras que resultan más benéficas; además de protegerte contra bacterias patógenas y peligrosas como la Salmonella o el Escherichia coli. Ahora sabemos que esta microbiota intestinal juega un papel determinante en el llamado "eje intestino-cerebro", pues las neuronas existentes en el estómago envían mensajes al cerebro que ayudan a regular situaciones como el apetito, el peso e incluso el estado de ánimo. Cuando las bacterias intestinales se alimentan de manera deficiente, el eje intestino-cerebro envía constantemente mensajes de hambre descontrolada y provoca una avidez por el azúcar y la grasa casi adictiva, según los neurofisiólogos. Para que nuestras bacterias estén sanas y alegres, debemos buscar un tipo de alimentos conocidos como prebióticos: verduras, cereales y frutas, comidas ricas en fibra y azúcares complejos. El almidón, las inulinas y levanas son ricas en azúcares complejos, cuyo dulzor apenas y puede percibirse. Estos pueden encontrarse en las cebollas, los ajos, las alcachofas, los plátanos y los espárragos. A nivel mundial, una de las principales fuentes de inulina, un prebiótico bastante benéfico, es la chicoria, una especie de camote de climas fríos. Pero en México, la mejor fuente de inulina son los agaves, la materia prima de bebidas como el tequila y el mezcal, pero principalmente, el pulque.
Conductores María Sandoval, Juan Stack
Duración 00:04:43